Los muertos de Nayarit

Autos y lapidas, interesante combinación

¿Qué te imaginas si te digo el nombre de una playa de la Riviera Nayarit llamada “Playa los muertos”?
Yo imagine algunas historias extrañas, piratas, ataques, naufragios… pero me quede con que el nombre se le dio porque el lugar, la playa, fue donde encontraron o aparecieron algunos “muertos”, que además imagine ahogados productos de una tormenta terrible, mojados e irreconocibles.
Con esa idea a cuestas manejamos desde San Pancho (un pueblo donde estábamos parando) por la ruta 200 hacia el sur con sentido a Puerto Vallarta hasta la gasolinera Pemex que marca el ingreso al pueblo de Sayulita. Ahí doblamos a la derecha y comenzamos a recorrer sus calles y casas (muchas, estrechas, muy bonitas y decoradas) hasta llegar a un camino de tierra que ascendia y descendia varias veces por el medio del paisaje selvático y húmedo. Un pequeño cartel aquí, otro mas alla guiándonos para después de una curva bajar con el auto hasta un estacionamiento un tanto extraño.  Un cementerio. Asi es… playa los muertos debe su nombre a algo mucho mas simple que mis historias, allí hay un cementerio. Acomodamos nuestro auto ,previo pago de los 100 pesos mexicanos de rigor, entre las lapidas y las tumbas, a la sombra de arboles gigantescos. Pense entonces que seria un cementerio antiguo, pero otra vez me equivoque. Sus tumbas estaban muy bien cuidadas, llenas de flores y dedicatorias. A unos pocos pasos la música sonaba fuerte, los puestos de comidas estaban ya cocinando y preparando sus ceviches, sus tacos y sus guacamoles. Mas alla las sombrillas y el mar.
Sin lugar a dudas la existencia de esta playa se debe a la particular relación que los mexicanos tienen culturalmente con la muerte, siempre presente y muchas veces desdramatizada.
Bajamos del auto y caminamos hasta llegar a la arena, era sábado asi es que estaba bastante poblada, con algo de turistas como nosotros pero con muchos locales también. Encontramos nuestro espacio al costado de las sombrillas con mesas y sillas plásticas que pertenecen a los improvisasdos puesteros y donde es requerido consumir para estar. Al modo de los muy americanizados “food runners” hay un sinnúmero de hombres y mujeres recorriendo la playa que ofrecen, venden y traen bebidas o comidas de sus puestos independientes. El sistema esta bueno, no es caro y tampoco es molesto. Todo es muy fresco y como siempre se ofrece con gran amabilidad.
La playa no es muy grande, arena dorada, agua verdosa y cálida que se abre entre dos grandes promontorios de piedras rodeados de plantas, árboles y palmeras. El agua es transparente, aunque por la cantidad de gente los primeros metros no lo eran.
Playa los muertos es uno de los lugares que recomiendo para pasar la tarde o parte del dia, aprovechando el mar y también porque no viendo el atardecer que es tan impactante en este lado de Nayarit.
 

Playa Los Muertos

Anmarcada por selva y peñascos

Un paisaje particular
Te cuento del viaje. @marcelolopezcba. argentina
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on vk
Share on reddit
Share on tumblr
Share on whatsapp

Deja un comentario