Playa Escondida, un lugar único en el mundo

Al otro lado de México, sobre el Pacífico, mas precisamente en Nayarit se encuentra una de las playas más increíbles del mundo, si, del mundo. Es que  a solo 45 minutos de lancha rápida desde Puerto Vallarta (uno de los lugares más comunes de salida) o a menor distancia pero con menos frecuencias desde Punta Mita podemos hacer realidad el sueño de conocer una playa “secreta”. En realidad esta playa se llama “Playa Escondida” y es parte de las Islas Marietas. Estas islas de origen volcánico (Isla Gorda e Isla Larga), están deshabitadas, tienen varias particularidades que las hacen especiales. Antes que nada son un área protegida lo que hace el snorkel y el buceo aquí algo único, con aguas transparentes y cálidas y rocas que caen en paredes verticales hasta gran profundidad. Sus corales son el escenario perfecto para todo tipo de peces y crustáceos (muchos de ellos endémicos y solo presentes en el Océano Pacífico), además son un santuario para las aves y eso explica la súper población presente con variedades que no veras en otros lados, para continuar con sus “destaques” está el hecho de que increíblemente estas islas fueron durante mucho tiempo sitio de prácticas de tiro de la Armada Mexicana, lo que destruyo buena parte de su ecosistema y le costó un pedazo a Isla Larga. Finalmente, las hizo famosas a nivel mundial el célebre Oceanógrafo Jacques Costeau y como ya dije se encuentra aquí Playa Escondida. 

Al llegar al archipiélago (solo se accede a él con empresas autorizadas) el capitán de tu barco se acercará a los Guardaparques (están en una lancha cumpliendo su trabajo) quienes revisaran las autorizaciones, los medios de seguridad y entregaran cascos obligatorios a cada uno de los que quiera ingresar a la playa. El control es muy estricto ya que hasta el año 2016 el ingreso era libre y fue tal la cantidad de gente que las visitaba que terminaron degradando seriamente el ambiente y el entorno, lo que obligo a su cierre por parte del Gobierno y a que en su reapertura solo se permita el ingreso de poco más de 100 personas por día, lo cual cuando las visites te convierte en alguna clase de “elegido”. 

Una vez que se cumplieron los trámites te lanzas en el mar a 100 metros de la entrada a la playa que no es más que una pequeña abertura entre las rocas y el agua. Es importante saber que hay días en que el oleaje o la marea no permiten el ingreso. Una vez en el agua, nadas hasta el túnel y recorres otros 35 metros allí dentro, batido por las olas y acompañado de tu guía. Después de esa pequeña y vibrante aventura te espera el premio de una arena finísima, aguas transparentes “dentro” de un círculo perfecto de lo que hace miles de años fue una caverna cuyo techo colapso. Solo se puede permanecer en la playa 20 minutos, no se puede acampar, no se puede llevar ni alimentos ni bebidas y mucho menos usar protector solar. Te aseguro que esos 20 minutos te los pasas sacando fotos increíbles. 

Playa Escondida es uno de esos íconos mundiales que no podes dejar de conocer, por belleza, por curiosidad y para poder algún dia decir: “yo estuve allí”

Te cuento del viaje. @marcelolopezcba. argentina
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on vk
Share on reddit
Share on tumblr
Share on whatsapp

Deja un comentario